Fantasmas del pasado ‘Personal Shopper’ | Crítica

Fantasmas góticos en la moda

La soledad, el desasosiego y un tropel de emociones son parte de enfrentar una pérdida. No importa cuanto pensemos que estamos por encima de ello, siempre nos alcanza de alguna forma. Para Olivier Assayas esto apenas significa el preámbulo utilizado para retratar una historia con tantas aristas y vertientes en la cual es difícil no sentirse perdido. Personal Shopper vaga entre los límites de diferentes subgéneros del cine -jugueteando con el fino límite entre realidad y ficción a cada oportunidad- y ofrece una cinta cubierta de matices que en ocasiones funciona y en otras resulta un auténtico ejercicio de aparente desconexión narrativa.

El acierto principal es que la película prácticamente fue pensada para ser interpretada por Kristen Stewart (Maureen) y que en esta ocasión acomoda a su personaje entre el nerviosismo y la frialdad, la indiferencia y el desconcierto, la tristeza y el temor. De aquí para allá vemos a su personaje transitar; deambula en las calles, tiendas, tratando de encontrar atuendos adecuados como buena Personal Shopper. Pero su trabajo es un pretexto barato para la reconstrucción de sí misma.

Personal Shopper es un sube y baja de temáticas, subgéneros, abordajes cinematográficos. Las apariciones ectoplásmicas recuerdan al horror gótico y la elección de estas particulares escenas en espacios de vastas dimensiones evocan la idea de castillos olvidados, de viejos entes resguardantes de tesoros ocultos. Sólo que aquí no es un tesoro lo que Maureen desea encontrar sino una confirmación. Una que le regrese la capacidad de vivir aún derruida por la pérdida.

Cuando recién comenzamos a entender las verdaderas intenciones de cada pieza en este juego de ajedrez, Assayas se las ingenia para deshacerse de toda conjetura que pudiera hacer el espectador y sumerge su narrativa en el desarrollo de un lento thriller psicológico que tampoco encaja. De ahí la desconexión, el desacierto, el sin sentido -efectivo eso sí- que comienza a acumularse tras cada giro. Todo en pausas, como viviendo a cámara lenta; guiño total al apaciguamiento que se vive cuando se afronta un desprendimiento emocional.

Libertad es la palabra que el personaje de Stewart identifica a cada momento en que la quieren volver prisionera. Porque a final de cuentas lo es de sí misma, de su imposibilidad para escapar, de huir del trabajo que desempeña, de las relaciones perdidas que debe resarcir, de su nula capacidad para desenmascarar los misterios y, como toda buena prisionera, comienza a romper las reglas o a moldearlas a su propia conveniencia. Su personaje se adapta y transforma para usar máscaras a través de vestidos diamantados.

Se hace difícil mirar entonces ese clímax inconexo que genera la ambigüedad de su mensaje. Estamos varados, casi justo donde empezamos, pero el viaje de soledad y desencuentros, de miedos y giros sigue su curso. Assayas lo hace acompañando la obra con piezas de Anna von Hausswolff o con viejas melodías, temas clásicos o con piezas de los 70’s. Todo es una mezcla constante que en esta película en particular, sobrevive y se sostiene gracias a una Kristen Stewart que supo apropiarse de su personaje.

Personal shopper tiende a ser una metamorfosis constante que no es evidente, ni directa. La claridad se le escapa y la aparente confusión de su guión no encantará al público que busca cierres. Para todo lo demás, el sentimiento de catarsis de su desarrollo es un resultado mixto que parece intrascendente, a menos que se mire muy, muy de cerca, para encontrar el verdadero espectro de pena y soledad que se esconde en ella.

Vean cine, el cine es vida.

Tags:

  • Mostrar comentarios (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Ads

También Podría Interesarte

Nerve: Un juego sin reglas

Internet representa actualmente nuestro sitio favorito para buscar contenidos. Digerimos todo tipo de videos, ...

La Morgue ‘The Autopsy of Jane Doe’ | Crítica

La morgue es un lugar en el que difícilmente la mayoría de personas podría ...

Suicide Squad | Crítica

De promesas y esperanzas en las cintas de superheroes. Cuando una promesa nace hay ...